¿Huevos para comer?
20 enero, 2016
El corazón y las mujeres
20 enero, 2016
Show all

Aceites saludables para freír

Las comidas fritas no son las más saludables para el
cuerpo, especialmente cuando vienen de …

alimentos procesados.
Si se preparan alimentos fritos en la casa pueden ser más saludables que si los preparan en un restaurante, o se consumen con alimentos fritos en aceites que se utilizan varias veces (papas fritas, patacones, empanadas etc.)
Los alimentos que se van a freír se colocan en aceite caliente a una temperatura aproximada de 170 a 190 grados Centígrados. A esta temperatura se “sella” muy rápidamente. Si el calor no es lo suficientemente aceptable y es muy bajo, el aceite entra a la comida, como una esponja, y el alimento queda grasoso. Por el contrario si es demasiado alta la temperatura, el aceite se quema, y se oxida, y esto es malo para la salud.

Se debería cocinar con aceites que tienen un punto de humo alto y que no reaccionen con el oxígeno. Los aceites que son más saturados y monoinsaturados son los mejores y los de mayor estabilidad. Los aceites poliinsaturados van a tener reacciones desfavorables con el oxígeno y son dañinos para el organismo cuando se utilizan a altas temperaturas. El mejor aceite es el aceite de coco, el cual después de un tiempo para fritar a 180 grados Centígrados, no se deteriora. Tiene muchas grasas saturadas, lo cual lo hace resistente al calor.

El Aceite de coco tiene muchos beneficios para la salud, puede ayudar a matar virus y bacterias peligrosas y ayudan a perder grasa abdominal, además no aumenta el colesterol. La mantequilla no es buena para fritar ya que contienen carbohidratos y proteínas que se queman al calentarla. Hay grasas que NO se deben utilizar para freír:
Estos son aceites vegetales industriales que son obtenidas de semillas y son sometidas a procesos bastante duros. Son muy ricos en aceites poliinsaturados y tienen una mala relación Omega-6 y Omega-3, que pueden llegar a tener hasta un 4% de ácidos grasos trans, los cuales son muy tóxicos para la salud. Por lo tanto se debe evitar su consumo y no se deben utilizar para frituras profundas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *