Después del procedimiento

Tenga en cuenta que estará en el hospital de 7 a 21 días después de un trasplante del corazón. Las primeras 24 a 48 horas probablemente serán en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Durante los primeros días después de un trasplante, usted necesitará un control cuidadoso para verificar que no contraiga una infección y que su corazón esté funcionando bien.

El período de recuperación es de aproximadamente 3 meses y, con frecuencia, el equipo que realiza el trasplante le solicitará que permanezca muy cerca del hospital durante este período. Necesitará hacerse chequeos regulares con exámenes de sangre, radiografías y ecocardiografías durante muchos años.

Combatir el rechazo es un proceso continuo. El sistema inmunitario del cuerpo considera al órgano trasplantado como un cuerpo extraño y lo combate. Por esta razón, los pacientes con trasplante deben tomar medicamentos para inhibir la respuesta inmunitaria del cuerpo. Para prevenir el rechazo, es muy importante tomar estas medicinas y seguir cuidadosamente las instrucciones de autocuidado.

Con frecuencia, se hacen biopsias del miocardio todos los meses durante los primeros 6 a 12 meses después del trasplante y con menor frecuencia después de ese tiempo. Esto ayuda a determinar si su cuerpo está rechazando el nuevo corazón, incluso antes de que tenga síntomas.

Usted debe tomar fármacos para prevenir el rechazo al trasplante por el resto de su vida. Además, necesitará entender cómo tomar estas medicinas y conocer sus efectos secundarios.

Usted puede regresar a sus actividades normales 3 meses después del trasplante tan pronto como se sienta lo suficientemente bien y después de hablar con su proveedor de atención médica. Sin embargo, evite la actividad física vigorosa.

Para verificar que no presente enfermedad coronaria después de un trasplante, le harán un cateterismo cardíaco todos los años.

Expectativas (pronóstico)

El trasplante de corazón prolonga la vida de las personas que de otra manera morirían. Cerca del 80% de las personas a quienes se les practican trasplantes de corazón siguen vivos dos años después de la operación. A los 5 años, el 70% de los pacientes aún estarán vivos después de este trasplante.

El principal problema, como sucede con otros trasplantes, es el rechazo. Si el rechazo se puede controlar, la supervivencia puede aumentar a más de 10 años.

 

 

 

 

© 2016 Centro Cardiologico de Bogotá. Todos los derechos reservados

Buscar